El reto de la educación a distancia en Mano Amiga Puebla

El importante rol que cumplen los maestros en los tiempos actuales es fundamental para continuar con la enseñanza y la formación de los miles de niños y jóvenes en los colegios Mano Amiga.

El trabajo que han realizado los maestros no ha sido una tarea fácil. La pandemia generada por el COVID-19 ha hecho que los alumnos y maestros de Mano Amiga Puebla, hayan cambiado las aulas por computadoras, trabajando juntos desde casa.

Los maestros han tenido que orientar a papás para que comprendan los desafíos on line y puedan apoyar a sus hijos con las tareas, presenciar una clase en vivo a través de plataformas como YouTube, Classroom, Teams y hacer conexión vía WhatsApp con familias que cuentan con un mínimo acceso a internet o no tienen una computadora en casa.

“Para mí, es un orgullo pertenecer a la familia Mano Amiga Puebla. El trabajo en línea ha sido una experiencia muy enriquecedora, llena de retos día a día que me ha dejado muchas enseñanzas. Ha implicado trabajar de manera diferente, involucrar más a los padres de familia y alumnos, así como poner en práctica diferentes herramientas y estrategias tecnológicas.

En estos días de innovación tecnológica es donde se pone en juego el compromiso, la constancia, dedicación y la vocación para alcanzar lo que te propones por medio de una capacitación constante y así llegar a las metas propuestas, dejando todo en manos de Dios.

Es muy gratificante ver crecer a nuestros alumnos en todas sus facetas, tanto en conocimiento, desarrollo de habilidades y espiritualmente. Hemos descubierto que una pantalla o monitor no son obstáculos si los convertimos en herramientas para llegar hasta ellos, peldaños para su formación integral, siempre buscando transmitir nuestros conocimientos con calidad humana y poniendo a Cristo en el centro de todo”, mencionó Beatriz Trujillo Herrera, docente del Colegio Mano Amiga Puebla desde hace 11 años.

“Queremos dar las gracias a todos los maestros que, con su esfuerzo, dedicación y sobre todo paciencia, han salido adelante y se han mantenido al pendiente de sus alumnos y en constante comunicación para asegurar que su educación sea de calidad”, comentó Elizabeth López, responsable de comunicación del colegio.