Primer encuentro de movimientos y asociaciones laicales en Acapulco

Primer encuentro de movimientos y asociaciones laicales en Acapulco

Miembros del Regnum Christi de Acapulco participaron el pasado 18 de mayo, en el primer encuentro de movimientos y asociaciones laicales en presencia del Arzobispo de Acapulco, Mons. Leopoldo González González. El evento se llevó a cabo en la “Casa de la Iglesia de Acapulco”.

Inició con el registro de los participantes, una animación musical y cantos. La bienvenida la dio el Pbro. Agapito Patricio Bautista, asistente eclesiástico de los movimientos y asociaciones laicales, seguida del rezo del rosario.

Como un gesto de fe y solidaridad con los hermanos que han sido víctimas de la violencia, y a favor de la paz, se rezó por la reconciliación y el consuelo que tanto se necesita en el país.

Al término del rosario se agradeció la participación de todos los asistentes, invitándolos a un convivio con Mons. González, quien además celebraba su 20º aniversario de ordenación episcopal.

Durante el encuentro, el Arzobispo comentó que: “todos somos discípulos misioneros de Dios al ser bautizados”, y recordó que Dios es Padre amoroso y por ello se debe tener presente en la vida los pasos del discípulo misionero:

  1. Encuentro con Jesús.
  2. Conversión: preservar la alegría del movimiento católico, renovar el primer amor por medio del encuentro con Jesús y valorar las experiencias por encima de las estructuras.
  3. Discipulado: para ser discípulo se necesita empatía, formación, seguimiento a los proyectos y valorar el encuentro y las reuniones. Lo importante es no descuidar el proceso. “¡Transmitir la alegría que nos da conocer a Dios y transmitir el Evangelio!”.
  4. Encuentro con el Señor: no olvidar que el bien más valioso es la comunión, “la gracia que demuestra que Dios vive con nosotros”. Llamar a los que no conocen a Dios o que no conocen algún movimiento católico y no centrarse en el que pertenecen. Llevar la visita casa por casa, llevando la palabra de Dios. “¡Eso transforma, aunque no lo crean!”.
  5. La misión: “¡Que la misión haga bullicio, haga ruido! ¡Que transmita alegría!”. Luchar por la vida, la paz, la vida religiosa. Transmitir la doctrina, la cual se encuentra en las Sagradas Escrituras.

Mons. Leopoldo también ofreció las siguientes recomendaciones para revisar con familiares y amigos:

  • Hacer conciencia del daño que causa el consumo de drogas y alcohol.
  • Hablar de temas de sexualidad con los hijos en familia. “Qué los hijos nos tengan confianza para platicar sobre aciertos y desaciertos”.
  • Como católicos corresponde cuidar el entorno, evitando contaminar el medio ambiente. Se puede hacer desde usar un termo para el agua y no comprar botellas, son plásticos que contaminan.
  • Evitar el desperdicio de los alimentos, ser prudentes al comer y consumir solo lo indispensable.
  • Ser más amigables con el medio ambiente. Participar en actividades de reforestación.

Al finalizar la plática, el arzobispo recordó la importancia del amor, retomando el versículo de (Jn 13,34) “Ámense los unos a los otros como yo los he amado”.

El encuentro concluyó con la sagrada Eucaristía.

Fuente: SomosRC.Mx