En el encuentro de una relación personal con Dios

Cumbre de fin de curso con colaboradores

Del 18 al 22 de abril se realizó en Chapala la segunda cumbre de fin de curso con los 28 colaboradores de México. Estuvieron presentes los laicos consagrados encargados de la oficina nacional, Bernardo Pérez y Pablo Beuchat y el P. Manuel Reyes fue el capellán.

Dicha cumbre tuvo como objetivos recoger los frutos del año como colaborador, proyectar a los jóvenes como apóstoles para el resto de su vida y preparar el regreso a su vida cotidiana y ofrecerles elementos para su perseverancia.

Para abordar estos temas se realizaron diversas actividades como mesas redondas, tribunas libres, cine forum, cuestionarios, pláticas sobre vocación laical y el proyecto de vida, testimonios de ex colaboradores, además de muchos momentos de convivencia. Fue una oportunidad para proyectarse y tomar conciencia de la misión que tienen por delante.

A lo largo del encuentro fue recurrente que los colaboradores mencionaran la importancia que ha tenido la vida espiritual en su año como colaboradores. Varios comentaron que la relación personal que han desarrollado con Dios ha sido el principal fruto de este año y que será su pilar para cuando terminen su periodo de colaboración.

A continuación compartimos el testimonio de David Vásquez, colaborador en el Sur de la Ciudad de México, durante la cumbre: “La cumbre de pascua fue justamente el tiempo que necesitaba para reflexionar sobre los frutos que Dios ha cosechado a través de mí en este año. Fue también el momento en el que me propuse compromisos concretos para discernir lo que Dios quiere de mí en el presente y en el porvenir”.