“Está en nuestras manos hacer un cambio aunque sea pequeño”

La generación de 6º de preparatoria del Colegio del Bosque, en México, dedicó todo un año a la recaudación de fondos y a la construcción de una casa para una familia de escasos recursos. Éste fue el legado que quisieron dejar en su último año escolar: generar un cambio positivo en una familia necesitada.

La idea nació cuando buscaban generar un cambio que pudiera trascender, dejar una huella e impulsar algo que se pudiera convertir en una tradición para el colegio. Su participación en las misiones de evangelización de Juventud y Familia Misionera, en el año 2015, fue el parteaguas para que las alumnas se sensibilizaran y decidieran iniciar este proyecto. Ver las necesidades de familias en condiciones de pobreza extrema las impulsó a recaudar los fondos necesarios para la construcción de una casa y a poner la mano de obra para construirla.

No fue una tarea fácil, días enteros dedicados a la construcción, trabajo pesado que finalmente se concretó en una casa para una de las tantas familias necesitadas que existen en el país, éste es el granito de arena que han querido poner para ayudar a su país.

Ellas mismas han visto que con acciones así adquieren una visión diferente de lo que quieren llegar a hacer en el futuro. Por ahora tienen más claro que al darse a los demás experimentan un desarrollo personal más pleno.

Las chicas nos explican en este vídeo un poco más sobre el proyecto que llevaron a cabo.

El Colegio del Bosque forma parte de la Red de Colegios Semper Altius, dirigidos y asesorados por el Regnum Christi.