FIDEI promueve ejercicios espirituales ignacianos

“Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia” (Salmo 117)

Del 15 al 19 de mayo, 20 personas de Tampico, León, Cancún, Querétaro, Ciudad de México, Xalapa y Guatemala, vivieron la primera semana ignaciana en silencio y escucha, con acompañamiento espiritual diario y una vivencia testimonial única.

La actividad se llevó a cabo en el centro de retiros de los Padres Josefinos en San Juan del Río, Querétaro. Las predicaciones estuvieron a cargo de Arturo González, director de formación de FIDEI, el P. Pablo González, L.C. y la consagrada Imelda Limón, quienes acompañaron a los participantes con atención espiritual.

La predicación llevó a los participantes a profundizar en temas como: “¿Qué buscas en tu vida y qué hay en tu corazón?”, “Dejarse experimentar el amor de Dios” y “¿Qué tanto estamos dispuesto a dar?”.

También se habló sobre las tres actitudes que se requieren mantener en la vida para alcanzar la felicidad: búsqueda, agradecimiento y alegría.

“El que vive los ejercicios espirituales con autenticidad, experimenta la atracción, la fascinación de Dios y regresa renovado y transfigurado a la vida habitual, al ministerio, a las relaciones cotidianas, llevando consigo la fragancia de Cristo”, Papa Francisco.

La experiencia completa de los ejercicios espirituales ignacianos dura aproximadamente 30 días, los cuales se hacen en silencio y bajo la guía del predicador. FIDEI, pretende ofrecer las cuatro semanas ignacianas a lo largo de cuatro años, y así, poder vivir el mes completo, permitiendo experimentar en los participantes la renovación espiritual y el encuentro personal.

Presentamos el testimonio de Cirilo Mote, Evangelizador de Tiempo Completo, sede Xalapa: “Este Congreso fue un espacio y ambiente propicio para el encuentro íntimo con Dios. Todo me ayudó para salir renovado y lleno de Dios, para continuar llevado a Jesús a mi familia y a todos los que entren en contacto conmigo. Muchas gracias por todo el apoyo”.

Desde 2018, el Centro Pastoral FIDEI y sus obras comenzaron a ofrecer ejercicios espirituales ignacianos, a fin de ayudar al que los experimenta, a discernir y conocer lo que Dios quiere de él y con un fruto profundo en la vida espiritual de jóvenes, matrimonios, consagrados y consagradas al Señor.

Los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola son una secuencia ordenada de meditaciones y contemplaciones -ejercicios- que surgen de la profunda experiencia espiritual que Ignacio vive a partir de su conversión, con el fin de ayudar al que se ejercita en ellos, a descubrir cuál es la voluntad de Dios para su vida.

De modo particular, los ejercicios espirituales, son muy útiles para organizar la vida diaria de acuerdo a la voluntad divina, e incluso a descubrir a qué vocación Dios nos está llamando.

Con información del Centro Pastoral FIDEI y Catholic.net