Formando formadores: creando un círculo virtuoso

Formando formadores: creando un círculo virtuoso

Con el objetivo de evaluar, formar, y acompañar a los instructores de formación y los prefectos de disciplina de la Red de Colegios Semper Altius, y fortalecer su misión personal y profesional, se llevó a cabo en el Centro Santa María del Lago, Chapala, del 8 al 17 de enero, el primer Diplomado de Gestión Formativa.

Los responsables de esta capacitación fueron personas del área de formación del International Center for Integral Formation (ICIF), quienes después de la buena experiencia con los Directores de Formación de los colegios, se dieron a la tarea de preparar una capacitación para los instructores de formación y los prefectos de disciplina.

Después de meses de estudio e investigación a través de encuestas, entrevistas y focus group, se hizo un análisis de la realidad que viven los instructores y los prefectos en México; dando como resultado la creación de dos diplomados: Gestión Formativa I para quienes tienen de 0 a 3 años en el puesto y Gestión formativa II para los que tienen más de 4 años de experiencia.

Los contenidos del primer módulo se centraron en el conocimiento y la profundización de temas puntuales como el ideario de los colegios, la disciplina formativa, el perfil y las funciones del puesto, competencias formativas, temas selectos de bioética, psicología evolutiva y cuatro talleres que ofrecen herramientas prácticas para su gestión.

Ambos diplomados fueron avalados oficialmente por la Facultad de Educación de la Universidad Anáhuac y están diseñados para cursarse en tres módulos de una semana intensiva por año.

Asistieron 55 participantes provenientes de México, El Salvador y  Brasil, 21 fueron instructores de formación (sacerdotes, religiosos en prácticas apostólicas y seglares) y 34 prefectos de disciplina. Todos aplicaron una prueba psicométrica de TTI Success Insight que les permitió conocer más detalladamente sus comportamientos, motivadores y coeficiente emocional. Adicionalmente fueron evaluados sobre  el nivel de desarrollo de las 12 competencias formativas propias de su puesto.

Uno de los frutos de este diplomado fue la oportunidad de atender personalmente a cada participante en sesión de Coaching para compartir con ellos los resultados de sus pruebas e invitarlos a elaborar un plan de crecimiento personal. Posteriormente se les ofrecerá un acompañamiento a través de Mentoring o Coaching durante el tiempo que sea necesario, ya sea en sus lugares de trabajo o haciendo uso de la comunicación a distancia.

Con información de Luz Teresa Miranda