Discernimiento Apostólico 2021-2026: Una hoja de ruta que orientará la vida y misión de las consagradas en Chile y Argentina

Una hoja de ruta que orientará la vida y misión de las consagradas en Chile y Argentina

Las consagradas del Regnum Christi comenzaron en 2019 un discernimiento apostólico con el objetivo de llegar a ciertas orientaciones apostólicas que dieran respuesta a los desafíos que enfrenta la evangelización en Argentina y Chile. Hoy cuentan ya con una hoja de ruta para el 2020 y 2021.

Bajo la guía del Espíritu Santo, juntas hemos buscado actualizar nuestra respuesta al llamado que Dios nos hace al servicio de la evangelización en Chile y Argentina. 

Su elaboración supuso un análisis de los retos que enfrentan ambos países debido a sus profundos cambios sociales, a las dificultades de la pandemia del coronavirus y de la crisis de confianza generalizada que vive la Iglesia católica.

Después, tres comisiones trabajaron las tres prioridades apostólicas y las seis líneas transversales que surgieron de esa reflexión.

 

El fruto de su labor se compartió territorialmente en octubre de 2020. Posteriormente, en febrero de 2021, se desarrollaron las reuniones conclusivas donde se validaron las tres prioridades apostólicas que iluminarán y trazarán un horizonte para la actividad apostólica personal, comunitaria e institucional para los próximos años., una hoja de ruta para el 2020 y 2021.

Testimonios

Carolina Buitrago: «El participar en el proceso del discernimiento apostólico de las consagradas me dio la oportunidad de poner delante de Dios los desafíos y problemáticas a las que se enfrenta Chile en estos momentos y preguntarnos cómo podemos servir mejor a este país desde nuestra labor evangelizadora. Participé en una de las comisiones, lo cual me enriqueció mucho al estudiar los documentos de la Iglesia, las entrevistas a distintas personas para ver nuestra labor como consagradas del Regnum Christi en este territorio. Creo que es muy valioso que estas orientaciones apostólicas hayan salido desde la base de las personas que estamos activamente en el campo apostólico y aportar desde nuestra parada en este programa apostólico. El resultado final es un documento con algunas orientaciones que tienen que ver mas bien con actitudes y mirada que dan un foco mas preciso a las acciones evangelizadoras que estamos haciendo actualmente. Esperemos que esto nos ayude a poder seguir respondiendo a los signos de los tiempos en nuestro querido Chile y que de la mano de Dios podamos aportar un granito de arena en la evangelización y la promoción de una sociedad más justa y mas humana».