«Encontrarme con jóvenes sedientos de Dios es uno de los hechos más significativos de mi vida»

En 2015, Paqui Rodríguez, África Pemán, Patricia Camarero, Patricia Cantú, Gabriela Roa, Norma Peschard, Laura Elena Cedillo y Caroline Wilders cumplen 30 años de consagración a Dios en el Regnum Christi.

También pertenecía a esta generación Loli Chambón, que falleció en un accidente de tráfico en 1991. “Mi corazón desde hace 30 años lo entregué al Señor y Él ha sido quien ha ido transformándolo, haciéndolo más de Él, enseñándolo a amar”, explica Paqui Rodríguez en una entrevista que puedes leer a continuación con motivo de su aniversario y que fue publicada recientemente en Lo+RC de España.

¿Qué ha cambiado en tu corazón en estos 30 años?

Mi corazón desde hace 30 años lo entregué al Señor y Él ha sido quien ha ido transformándolo, haciéndolo más de Él, enseñándolo a amar. Recuerdo aquella canción que cantábamos ya antes de consagrarme: «Mi Sagrado Corazón tan grande y tan necesitado… quiero ardientemente suavizar tu dolor, por eso me he consagrado…». Fue lo que movió a mi corazón a entregarle toda mi vida: el saber que había gente que no lo conocía, que Él me quería para darlo a conocer… Y sigue resonando en mi interior esa llamada.paquirod2

¿Qué te dirías a ti misma si pudieras aconsejar a la “joven Paqui” el día que se consagró?

Le diría: Sólo una cosa es importante. Escucha… El Señor tu Dios es solamente uno: “Amarás al Señor tu Dios, con todo el corazón, con toda el alma, con todas tus fuerzas” y en palabras de Santa Teresa: «Sólo Dios basta».

¿Cuáles han sido las experiencias apostólicas más significativas en tu vida?

Una de las experiencias que me ayudó a abrir horizontes y a conocer más cómo llevar a Cristo a las personas fue el periodo de trabajo pastoral en Baja California, Sonora y Sinaloa, donde tuve la oportunidad de conocer distintas realidades no sólo en colegios, sino en zonas de misión participando en misiones de evangelización con niñas, jóvenes y familias, en el trato con tanta gente dispuesta a hablar de Él, viendo a muchas familias, seglares comprometidos en los apostolados, entregados a extender el Reino en esas tierras de misión. También encontrarme con jóvenes sedientos de Dios, en búsqueda de un sentido en su vida, cómo abrían sus corazones.

El acompañar a las alumnas en el colegio, en su vida espiritual y humana, también está siendo una experiencia apostólica donde veo la acción del Espíritu Santo. Estos últimos años hemos iniciado vivencias de oración con niños a través del «Oratorio de Niños». Son ellos los que más nos enseñan con su sencillez y apertura a escuchar a Dios. El verlos rezar y escuchar cómo quieren estar más cerca de Dios, renueva en mí ese deseo de seguir dándolo a conocer.paquirod3

¿Qué te ha ayudado a perseverar en tu vocación?

Yo me preguntaría más bien: ¿quién me ha ayudado a perseverar? Puedo decir, sin lugar a dudas, que la Santísima Virgen. Ella ha estado siempre presente, lo estuvo en momentos difíciles y en momentos alegres y de gozo; Ella se hizo y se sigue haciendo muy presente en muchas circunstancias, tendría un libro para escribir sobre Ella. Ella ha sido «mi Auxiliadora».