Julian Frommling emite votos definitivos

«La gran alegría de vivir el resto de mi vida perteneciendo a Jesús» — Julian Frommling emite votos definitivos

Julian Frommling ha emitido el domingo, 13 de septiembre, sus votos definitivos como consagrada del Regnum Christi. La ceremonia ha tenido lugar en la parroquia Santa María de Caná, en Pozuelo, y Julian ha estado acompañada online por su familia, y rodeada de miembros del Regnum Christi, y compañeros y profesores de la Universidad de San Dámaso, donde estudia 4º de Teología. Julian tiene 26 años, y explica que siente “mucha gratitud por haber sido llamada a esta vocación, y la gran alegría de poder vivir el resto de mi vida perteneciendo a Jesús”. Se reconoce ilusionada ante esta nueva aventura: “Es un regalo de Dios que solamente podré entender en el cielo”, contaba en una entrevista a pocas horas de la ceremonia.

“Un gran regalo que me ha renovado la esperanza, la alegría en esta vocación que compartimos”

Ha sido Betty Rivera, Directora Territorial de las Consagradas en España y miembro del Colegio Directivo territorial del Regnum Christi, a quien le corresponde recibir los votos de Julian en presencia de toda la asamblea durante la misa: “Es un regalo inmenso recibir los votos de una hermana a la que me tocó conocer cuando era pequeña, y haberla acompañado un poco de lejos en su trayectoria”, explicó Betty en entrevista. “Es emocionante ver la respuesta generosa de Julian que ratifica su sí al Señor dando su vida entera para amarlo y para que otros conozcan el amor de Dios”, reconocía Betty. “Recibir sus votos hoy en nombre de las Consagradas del Regnum Christi, en el servicio de autoridad que me toca en estos años, ha sido un gran regalo que me ha renovado la esperanza, la alegría en esta vocación que compartimos”, ha asegurado. “Estamos muy orgullosos de Julian”, les decía a sus padres “es realmente un regalo para todos nosotros, para esta familia espiritual”, les aseguraba al saludarles en la retransmisión online.

Betty también explicó en entrevista que conoció a Julian en sexto de primaria, cuando era miembro del ECYD. Ya entonces era una niña “sumamente alegre, entusiasta, abierta y accesible”. Y ahora “me parece precioso pensar en su recorrido de todos estos años de discernimiento, verificación vocacional y confirmación vocacional”, y mas siendo testigo “de que sigue con la misma alegría y frescura pero ahora con una profundidad más honda y enraizamiento en Dios”.

“Que la Iglesia hoy crezca en santidad en lo que tiene de humana porque Julian escoge vivir para siempre para su divino esposo”.

La misa estuvo presidida por el P. Javier Cereceda, Director Territorial de los Legionarios de Cristo: “Celebramos que Julian hoy le dice al Señor ‘Aquí estoy, vengo porque me has llamado’. No es la primera vez que lo dices, pero hoy lo dices de forma definitiva”, destacó el P. Javier. “A lo largo de estos años has querido ser cada día más de Dios. Le has querido conocer más, y descubrir poco a poco qué es lo que Cristo, que es quien nos llama, quiere de ti”.

El Director Territorial de los Legionarios de Cristo, y miembro del Colegio Directivo Territorial del Regnum Christi, subrayó algo importante para Julian, como ella misma quiso compartir en sus palabras de agradecimiento al final de la misa: el deseo de que con su vida y su entrega, “la Iglesia hoy crezca en santidad en lo que tiene de parte humana, porque Julian escoge hoy vivir para siempre para su amado, su divino esposo, que le ha llamado, al que le responde: ‘aquí estoy, cuenta conmigo para que las personas encuentran el amor que les quieres ofrecer, Señor’”.

El P. Javier Cereceda pidió a toda la familia del Regnum Christi que le ayude a Julian a “vivir fiel” y que “el amor de Cristo llegue a todas las personas que Él quiera a través de este carisma que nos ha dado al Regnum Christi”, concluyó.

La emisión de votos definitivos es “llegar a vivir este día como quieres seguir viviendo toda la vida”.

Al final de la misa, Julian dirigió unas palabras para agradecer a todos los miembros del Regnum Christi su presencia. Quiso recordar que hace un año, tras los ejercicios espirituales en los que decidió prepararse para solicitar la emisión de los votos definitivos, fue justamente el P. Javier Cereceda quien le dijo algo que le marcó: “Prepararse para los votos no es prepararse para vivir un día, sino empezar a vivir ya como quieres llegar a vivir ese día de tal manera que, cuando llegues a ese día, quieras seguir viviendo toda la vida así”.

También ha tenido unas palabras entrañables para su familia, de Ohio (EE.UU), que ha participado a través de la retransmisión online por Youtube y Facebook: “Aunque haya distancia física estáis aquí mismo en mi corazón”, aseguró Julian.

La comunidad, “ayuda para seguir al Señor”, y “buscar desde Su corazón transmitir Su amor”.

Tras la emisión de sus votos definitivos, se abre a partir de ahora para Julian la dedicación completa al apostolado con “el testimonio y anuncio del amor misericordioso de Cristo a todos los hombres, desde su maternidad espiritual, con alma ardiente de apóstol”, como apuntan las Constituciones (4.2).

“La comunidad es un regalo para que juntas podamos estimularnos y ayudarnos en la vivencia de nuestra vocación”, explicaba Betty a la salida de la ceremonia. “Me da gusto que en su comunidad, Julian tiene grandes amigas a las que va a poder acompañar y de las que se va a dejar acompañar para que cada día puedan seguir más de cerca a nuestro Señor, y buscar desde Su corazón transmitir Su amor a todas las personas con las que se encuentren”.

“Los diferentes carismas reflejan el rostro mismo de la Iglesia”.

Estaba entre los participantes África Pemán, actual consejera general, encargada a nivel internacional de las etapas de formación inicial de las Consagradas: “Es muy bonito ver los lazos, el  hecho de que se genera de verdaderamente una familia con otros carismas, con los seminaristas; que hay un aprecio mutuo que no es solo una cuestión humana, sino que es el reflejo de la Iglesia donde los diferentes carismas reflejan el rostro mismo de la Iglesia. Es muy sencillo y muy profundo”, manifestaba África ante la presencia en la ceremonia de los compañeros de clase y profesores de Julian en la facultad de teología de San Dámaso.

“Le digo a Julian que permanezca en la indigencia, siendo pequeña delante de Dios”.

Uno de los sacerdotes amigos de Julian presentes en la ceremonia fue el P. Roberto González Tapia, formador del propedéutico en el seminario diocesano de Madrid. “Cada vez que una mujer se consagra a Dios es testimonio de que Jesucristo merece la pena y merece la pena darle todo el corazón, no solamente algo”, comentaba a la salida en una entrevista, “y a Julian le digo que permanezca en la indigencia, siendo pequeña delante de Dios, porque al final es testimonio para todos nosotros de que Dios es verdaderamente Padre, Jesucristo es Salvador y el Espíritu Santo es vida. Gracias al Regnum Christi por seguir siendo presencia de Dios en el mundo”, afirmó.

“El Señor lo vale todo”

Las Constituciones de las Consagradas del Regnum Christi indican que su fin es “la santificación personal y la extensión del Reino de Cristo en el corazón de cada persona y en la sociedad aportando, especialmente, la propia consagración laical” (n. 4). Por eso Julian ha señalado que quiere, por medio de la gracia de Dios, “construir y aportar a la santidad de la Iglesia” con la suya propia. También ha explicado que esta decisión de dar su vida que no le ha resultado difícil: “No cuesta decir ‘sí’ al Señor, porque Él lo vale todo”.

https://youtu.be/1b94ful0hGo

Fuente: RegnumChristi.Es