Los Laicos Consagrados del Regnum Christi se preparan para su jubileo de oro

«50 años de fe, amor, lucha y tenacidad» – Los Laicos Consagrados del Regnum Christi se preparan para su jubileo de oro

Los Laicos Consagrados del Regnum Christi se preparan para su jubileo de oroEn el contexto del Adviento y Navidad donde los días giran en torno a Cristo que nace en un pesebre bajo las miradas de la Sma. Virgen María y San Josélas Consagradas del Regnum Christi organizaron un festejo en Castel Di Guido, al que se sumaron también los Legionarios de Cristo, para agradecer a Dios por la vocación, historia y labor apostólica que realizan los Laicos Consagrados del Regnum Christi quienes el 25 de enero de 2022 estarán celebrando su jubileo de oro.

Emilio Martínez, director territorial de los Laicos Consagrados en el territorio de Europa y Chile lo explica así: «¿Qué vamos a celebrar el 25 de enero? 50 años del 25 de enero de 1972. Fecha en la que dos jóvenes del Regnum Christi se consagraron incorporándose al “tercer grado”, en Cubas de la Sagra, un pueblo a las afueras de Madrid, en un cursillo de fin de semana».

En ese momento daba inicio el caminqurecorrería un nutrido grupo de jóvenes y adultos, para conformar la realidad apostólica que hoy conocemos como los “Laicos Consagrados”. Una vocación poco conocida en la Iglesia en ese momento, e incluso hoy, pues con frecuencia se les confundía con seminaristas e incluso como “padres”, pero que han dado frutos hermosos en el seno de la Iglesia.

Los Laicos Consagrados del Regnum Christi se preparan para su jubileo de oroEl P. Hernán Jiménez, LC, vicario general de los Legionarios de Cristo, les celebró unEucaristía y al final compartió el mensaje que el P. John Connor, LC ofrecía por el próximo jubileo y donde les invitaba a tener «fe porque todo esto parte de Dios quien nos ha llamado; amor porque su respuesta al amor de Dios ha sido correspondencia generosa y alegre; lucha porque ha habido mucha oración, mucho dolor y muchas lágrimas en el camino y fidelidad a un plan maravilloso de Dios; tenacidad porque todavía hay mucho bien en el mundo y vale la pena luchar por él, juntos, en nuestra familia espiritual».

Viviana Limón, Consagrada del Regnum Christi, al compartir su reflexión sobre el próximo jubileo de los Laicos Consagrados, hizo alusión a una de las fiestas más significativas también para los mexicanos y toda América Latina: La Virgen de Guadalupe y su misión evangelizadora. «Misión que también tienen nuestros hermanos laicos consagrados dentro de la familia Regnum Christi. La situación de América en 1531 no era muy diversa, en el fondo, a la situación que vivimos hoy, y la Estrella de la Nueva Evangelización nos ha mostrado el camino de cómo hacer presente a Cristo en medio de este mundo».

Los Laicos Consagrados del Regnum Christi se preparan para su jubileo de oroSi bien en estos 50 años ha habido muchos logos apostólicos y de evangelización, en el recorrido de los Laicos Consagrados no han faltado los retos y la necesidad de perseverar en medio de dificultades. «Celebramos en un momento de alegría porque el mandato del Señor es “alégrate”, pero nos une el dolor porque han corrido muchas lágrimas en nuestra historia y ustedes no han dejado de caminar», comenta Elena Bartolomé, vicaria general de las Consagradas del Regnum Christi.

Durante la cena, Noé Robertos ofreció una canción que él mismo compuso: «Justo la escribí hace un año pensando en el llamado en mi vocación. Está centrada en el pasaje “Venid y veréis”. Cristo se apareció en nuestras vidas por alguna razón, de alguna manera. A algunos nos movió nuestro corazón y surgió ese deseo de seguirle. Fuimos tras de Él y nos dijo: “Ven y verás el plan que tengo para ti”».

Por último, el H. Nicolás Brown, LC, se unió también a las felicitaciones y comentó con los presentes su experiencia vocacional pues, antes de ser Legionario fue Laico Consagrado: «Quería agradecer a Dios por la vida consagrada. Yo entré en el año 2007, me consagré en diciembre, cumplí 15 años hace pocos días. Y la verdad fueron de los mejores años de mi vida. 12 años increíbles. Después, cuando me vieron que entré al seminario algunos me decían: “oye, ¿por qué te fuiste, qué te pasó?”. Y yo les respondía: “Si me pasé a la Legión fue porque Dios me llamó. Si no hubiera sido tan explícito, me hubiera quedado como laico consagrado”. La vida consagrada es apasionante y se palpa que entre los consagrados hay una amistad profunda».

Como familia Regnum Christi, nos sumamos a los festejos del próximo jubileo de oro de los Laicos Consagrados del Regnum Christi.

Comparte:
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments