Le Châtelard: un camino de Evangelización del Regnum Christi

Le Châtelard: un camino de Evangelización del Regnum Christi

Le Châtelard es una academia de idiomas en donde las alumnas, cursando su año escolar, aprenden francés, visitan sitios culturales y aprovechan para pasar también una temporada de esquí en los Alpes suizos; sin embargo, la academia también propone un camino de evangelización donde se vive y transmite el carisma del Regnum Christi por medio de las distintas actividades que se proponen durante todo el año.

Le Châtelard es un lugar donde se busca que las chicas encuentren a Jesucristo, descubran el amor de Su corazón por medio de las actividades, personas y experiencias, hagan una experiencia de comunidad. Además, la academia se empeña en formar a las chicas para que, al regresar a sus lugares de origen, sean apóstoles líderes cristianos. Esto se realiza, al igual que en cualquier sección del Regnum Christi, por medio de la vida espiritual, formación, apostolado, acompañamiento y vida de equipo, pero de una manera mucho más intensa, porque la academia ofrece vivir 9 meses inmersas en un ambiente que les permite recorrer un camino que las lleva a crecer en las diferentes dimensiones: humana, académica-intelectual, cultural, social, apostólica y espiritual.

La academia Le Châtelard cuenta con un programa de formación humana que precede y acompaña la formación espiritual, orientada al “Savoir vivre” o “Saber vivir”, es decir, aprender el arte de vivir. Este programa se compone de la asignatura semanal de “Savoir vivre”, las mentorías mensuales de cada niña, y las 3 preguntas que son la guía del año para cada alumna: ¿Quién soy? ¿Quién quiero ser/estoy llamada a ser? Y “¿Cómo vivir y saber vivir en función de mi meta/ideal?”. Esta formación les ayuda a irse conociendo y haciéndose preguntas que les van ayudando a crecer como persona, con el fin de busquen ser “la mejor versión de ellas mismas”. Además de estos medios, cada sección cuenta con el espacio de una hora a la semana para impartir una “asamblea formativa” donde se puede ir transmitiendo los objetivos y contenidos formativos de cada semana.

El camino empieza con la llegada de las niñas a mediados de septiembre, cuando se les acompaña en su introducción a la vida de la academia Le Châtelard y a que se conozcan entre ellas, conozcan al personal, el ambiente formativo y el acompañamiento necesario. A las 2 semanas se les propone una “convivencia” de fin de semana donde se les va acompañando en su encuentro con Cristo, con ellas mismas y con las demás. Posteriormente se fortalece con distintas actividades espirituales como lectio divina y talleres de oración, adoraciones, Horas Eucarísticas, etc… Muchas de estas actividades son opcionales, para que ellas empiecen a conocer y valorar la riqueza espiritual en sus vidas.

La academia Le Châtelard ofrece Misa dominical, y también entre semana, así como el sacramento de la confesión, como medios para el encuentro con Cristo. Para las alumnas que lo deseen, se les ofrece la preparación para recibir la Confirmación a finales de año. La devoción al Sagrado Corazón y la comunión de los 9 viernes primeros se les propone a finales de septiembre.

También el Adviento y la Cuaresma son presentados a las niñas como medios de crecimiento y preparación para vivir mejor la Navidad y la Semana Santa. La semana previa a la festividad de Cristo Rey se vive la “Semana del Regnum Christi” dedicando espacios para actividades formativas y de recreación, que ayudan para conocer más a fondo el Regnum Christi. La semana termina con la solemnidad de Cristo Rey donde las consagradas generalmente renuevan sus votos por devoción y ofrecen su testimonio vocacional de seguimiento a Cristo en la Sociedad de Vida apostólica Consagradas del Regnum Christi.

El apostolado o la acción social tiene un lugar importante para ayudarlas a salir de ellas mismas y encontrar su felicidad en la entrega a los demás

Durante el mes de mayo se tiene un viaje de misión-peregrinación al santuario de Lourdes, donde tienen un par de días para su peregrinación personal en el mes de la Virgen, y el resto de los días los dedican a acompañar la peregrinación de ancianos y enfermos de la diócesis.

En el mes de febrero las niñas tienen la peregrinación a Tierra Santa que va precedida por una preparación de 2 semanas, en donde se les va presentando el lugar, la cultura, las diferentes religiones y todo lo que les pueda ayudar para su peregrinación. Además de tener la gracia de visitar los lugares santos y tener experiencias fuertes, también son acompañadas por consagradas y sacerdotes como guías de su peregrinación.

Otro momento es el Seminario de la Teología del Cuerpo que tienen durante un fin de semana, que les ayuda a profundizar sobre el valor de su cuerpo, el verdadero amor, la vocación al amor de cada una.

La experiencia de las niñas en la academia Le Châtelard tiene un impacto en toda la familia, sobre todo en los padres, ya que muchos de ellos vienen a los cursos papá e hija y mamá e hija, pero también en los hermanos y hermanas, pues varias familias terminan enviando a las otras hijas para que tengan la misma experiencia. Y con frecuencia se reciben noticias donde cuentan cómo la familia entera hace los nueve primeros viernes, o van a Tierra Santa o a Lourdes, o viven alguno de los medios de formación espiritual que ayudó a la alumna. Y es así como, poco a poco, se van sembrando la semilla de la belleza de la vida cristiana en sus hogares.

Para saber más sobre la academia Le Châtelard, visiten su página web en este enlace.

Con información del sitio web consagradasrc.org