Luly Fernández, Consagrada del Regnum Christi

«Dios ha elegido este barco para que lleguemos a Él, y estoy muy agradecida de estar en él» – Luly Fernández, Consagrada del Regnum Christi

Luly Fernández es originaria de Monterrey, México, donde creció junto con sus seis hermanos (cuatro hermanas mayores y dos hermanos menores). Sus padres fueron católicos practicantes y criaron a sus hijos en la fe. Luly recuerda que su madre siempre hacía referencia a la fe y la hizo parte de su vida diaria. Su padre les dio ejemplo del amor y devoción a la Santísima Virgen, y se aseguraba de que cada uno de sus hijos tuviera una imagen de la Virgen en la cabecera de su cama, para que se sintieran bajo su protección y cuidado.

Cuando Luly tenía 12 años, su hermana mayor se consagró a Dios. Sus padres no estaban familiarizados con el Regnum Christi y no fue fácil comprender la decisión de que su hija dedicara su vida a Dios de esa manera. Después de conocer más sobre el Regnum Christi, la madre de Luly se adhirió a la familia espiritual. Luly se unió también a la sección de jóvenes del Regnum Christi, donde llegó a conocer más a las consagradas.

Terminó sus estudios universitarios en el Instituto Tecnológico de Monterrey y, ya como consagrada, ha podido hacer sus estudios de Maestría en Guidance and Counseling y un Doctorado en Educación. En su juventud, Luly trabajó en un departamento de personal para una empresa, donde se dio cuenta de que tenía un gran anhelo de ayudar a la gente a experimentar más el amor de Cristo por ellos y entendió mejor la razón de su existencia y su misión de vida.

Pero antes de dar el paso para dedicarse completamente a Dios, conoció y estuvo saliendo con su novio durante varios años, y hasta llegaron a considerar el matrimonio. Sin embargo, Dios nuestro Señor la seguía perseguiendo en su corazón y la guiaba en otra dirección; y quedó claro que Él tenía un llamado diferente para su vida. Igual que su hermana, Luly recibió el llamado para ser consagrada del Regnum Christi. 

Después de consagrarse, su primer apostolado fue en el entonces Centro de Formación de Rhode Island. Con el tiempo, Luly fue la directora del centro y ayudó a que la escuela completara el proceso de acreditación para que las consagradas que estudiaban ahí pudieran recibir la Licenciatura en Artes Liberales. «¡Fue una época llena de desafíos, pero también de mucha bendiciones!», comentó Luly.

En 2011, fungió como Directora Territorial del entonces Territorio de Nueva York durante un año, antes de dirigirse a Roma para servir como Consejera General hasta el 2014. Después de cumplir con este rol, colaboró como Vicedirectora del internado Le Chatelard, en Suiza. Sirvió allí durante ocho años, donde pudo aprovechar su experiencia para la evangelización y el trabajo con las familias; muchas de las cuales se mantienen en contacto con ella incluso hoy.

Actualmente, Luly está sirviendo en un apostolado para señoras y parejas en Washington, D.C.

Luly considera que cada etapa en la que ha podido servir, ha sido un don y una bendición, y está muy agradecida con Dios por brindarle tantas oportunidades de evangelización a lo largo de sus 29 años como consagrada del Regnum Christi.

Casi todos sus hermanos participan o colaboran con el Regnum Christi de alguna manera. Actualmente, Luly tiene 22 sobrinos y 8 sobrinos nietos. Una de sus sobrinas es consagrada, y uno de sus sobrinos está estudiando en Roma este año como legionario de Cristo, mientras discierne una llamada al sacerdocio.

Luly compartió con nosotros que el Regnum Christi ha sido una bendición increíble para ella y su familia; no serían lo mismo sin este tesoro: “Dios ha elegido este barco para que lleguemos a Él, y estoy muy agradecida de estar en él y compartirlo con todos los que Dios pone en mi camino”.

Agradecemos a las consagradas del Regnum Christi por compartirnos el testimonio de Luly Fernándes.

Comparte:
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments