«La música me ayuda a transmitir mi propio carisma». Entrevista a Marcela de Maria y Campos

Marcela de Maria y Campos es consagrada del Regnum Christi desde 1989 y compositora de la famosa canción «Jesús Amigo» y de 130 canciones más. Marcela nació en la Ciudad de México. Actualmente reside en Roma y entre otras actividades se dedica también a la producción de álbumes de música dirigidos especialmente a jóvenes y niños. Ha fundado la casa de producción Art Music Studio en la que ha editado más de quince discos en distintos idiomas. Ha compuesto diversos himnos para encuentros internacionales de jóvenes. Ha ofrecido conciertos interpretando sus propias canciones en la Ciudad de Atlanta, en Roma durante el año jubilar, en el Palacio de los Deportes en la Ciudad de México y en la última visita del Papa Juan Pablo II a España. Compuso e interpretó la canción oficial de la IV visita de Su Santidad Juan Pablo II a México, «Morenita del Papa». En los últimos años ha compuesto la Missa Regnum Coelorum en español y la Missa Misericordiae en latín junto con otros cantos para la Santa Misa y la adoración.

Hola, Marcela, ¿desde cuándo comenzó tu gusto por la música?

Desde que tengo memoria he estado rodeada de música. Aprendí a tocar el piano a los 4 años, y la guitarra a los 7. A los 6 años hice mi primera composición. Antes de consagrarme tenía mi grupo de música en el que componía las canciones con las que concursábamos en los festivales de las universidades. Ya como consagrada seguí tocando el piano y la guitarra y empecé a componer y tocar música para la evangelización. Aunque estudié piano desde que era niña, casi todas mis composiciones han sido de forma lírica.

Marcela acompañando con el teclado un coro de las consagradas.

Marcela acompañando con el teclado un coro de las consagradas.

¿Cómo crees que te ayuda la música para la evangelización?

La música siempre ha sido para mí una herramienta para evangelizar. Siento que Dios me ha regalado este talento y lo he ido poniendo al servicio de mi misión con el apoyo del Regnum Christi. Considero que la música llega directo al corazón de las personas y de algún modo les prepara el corazón para que se abra y reciba el mensaje. Es como el abono que ayuda al corazón a estar dispuesto a recibir la semilla del Evangelio. Yo quisiera que la gente se pusiera en contacto con Dios y que a través de la música fuera el mensaje del Espíritu Santo el que les llegara y no el mío. Que simplemente fuera una manera de transmitirlo.

Me ha tocado componer música para niños, para jóvenes, para familias, siempre para la evangelización. Y en los últimos años he compuesto también dos misas y música más dedicada a ayudar a que las personas entren en oración.

Mucha gente me ha agradecido mi música porque les ayuda a acercarse a Dios y porque, de algún modo, ha puesto en palabras lo que su corazón tal vez no sabía decir. Se identifican con el mensaje que se está transmitiendo y creo que más que yo, eso es algo que hace el Espíritu Santo valiéndose de mi música.

¿Sientes que tu música como consagrada del Regnum Christi transmite algo particular?

Creo que mi música transmite, de alguna manera, lo que llevo en el corazón, y en el corazón tengo el Regnum Christi. La música me ayuda a transmitir mi propio carisma en un lenguaje que muchos pueden entender. Los temas más recurrentes en mis composiciones son precisamente las columnas basilares de nuestra espiritualidad: la cercanía con la persona de Jesucristo, el amor del Padre, la confianza en el proyecto de Dios, el amor a la Iglesia, el amor a la Virgen María y el amor a la propia misión.

Las composiciones que he hecho de las dos misas, y que hemos cantado junto con el coro de legionarios y las consagradas, creo que es también una música especial de toda la familia, porque transmite un complemento que nos damos unos a otros y que lo hace mucho más bello.

El cantar juntos estas misas en diversas ocasiones importantes para la Legión de Cristo y del Movimiento ha sido para mí un reflejo de la belleza del mensaje, y también nos ha llevado a unirnos en lo más importante: dar gloria a Dios y alabarlo con la oración hecha canto. El que canta ora dos veces, y esta oración especialmente en la misa es ciertamente una oración que agrada mucho a Dios. 

¿Cómo compones, qué te sirve como inspiración?

Cuando compongo, pienso primero en la idea que quiero transmitir. Luego me imagino la escena donde se desarrolla esa idea y ahí empieza a nacer la melodía. Cuando la melodía ya expresa lo que quiero decir, pongo las palabras que digan lo mismo. Creo que mi música es «pegajosa» y fácil de recordar y cantar.  En general es alegre, y emotiva.

¿Quieres contarnos algún ejemplo de cómo compusiste una canción?

El Sanctus de la Missa Regnum Coelorum nació, por decirlo así, a las cuatro de la mañana. Después de 9 años de haber suspendido la producción, por razones de salud, sentí que el Espíritu Santo me inspiró la melodía principal para componer toda una misa. Esa noche imaginaba delante de mí al coro de los santos y los ángeles dando gloria a Dios, y escuchaba toda la música con las voces y la armonía completa. Así que me levanté y anoté en una hoja la melodía. A la mañana siguiente traía todavía la música resonando y pensaba «¡qué sueño tan especial tuve anoche!», pero cuando llegué a mi mesa estaba el papel con las notas que había escrito y me di cuenta de que no había sido un sueño. Después fui al piano a tocar lo que había oído y le pregunté a dos personas que iban pasando: «¿A qué les suena esta música?» Y me respondieron: «suena como el cielo». Efectivamente era como el cielo porque, en la misa cuando cantamos el Santo nos estamos uniendo al coro de ángeles y santos que lo cantan sin cesar.

¿Y para componer y grabar los discos tienes algún estudio a tu disposición?

En la casa de consagradas de la Giustiniana, en Roma, tengo un estudio al que le hemos llamado Art Music Studio. Es el estudio de música que se abrió para impulsar la evangelización a través de la música y transmitir nuestro propio carisma.

Art Music Studio busca invitar a la reflexión, la oración, la alabanza y la acción de gracias a través de este canal. Desde que empezó se han producido más de 20 álbumes, la mayoría de los cuales es música para niños, jóvenes y familias.

¿Cuántas canciones has compuesto y dónde las podríamos conseguir?

He compuesto más de 130 canciones: Para los niños de NET, para encuentros de Juventud y Familia, una colección completa de canciones para el catecismo, dos misas, salmos, cantos para la liturgia, adoración y momentos de oración.

Hay 5 álbumes disponibles actualmente en iTunes: El Papa amigo; Puedo amarte igual; La Missa Regnum Coelorum; María; y mi última producción: Tocando el cielo. La otra misa que he compuesto todavía no la he grabado, es la Missa Misericordiae.

Los álbumes también están disponibles en cdbaby y Amazon.

El Apostolate Resource Centre preparó tres clips breves sobre Marcela de Maria, uno sobre su persona, otro sobre la espiritualidad de su música y otro sobre sus canciones.

Cilp 1

Clip 2 

Clip 3