Profesiones Religiosas en Guadalajara

«Esta consagración debe ser alegre, con gozo, con plenitud, con fuego, con entusiasmo, con todo el corazón», P. Óscar Pérez Anaya, L.C.

En el centro vocacional de Guadalajara, los religiosos Manuel José Frutos y Roberto Allison Coronado, renovaron sus votos perpetuos y Marco Antonio de la Cruz emitió su profesión perpetua, la mañana del sábado 10 de agosto.

Recibió la profesión religiosa de estos hermanos el P. Óscar Pérez Anaya, L.C.; participaron en la celebración eucarística los padres Rodrigo Sánchez, Allan Carpenter, Robson Ronchi y Joel Castañeda, LLCC.

Durante la homilía el P. Óscar Pérez, L.C., dijo a los presentes:

«Hoy de una manera especial nos reunimos en torno a la eucaristía en acción de gracias, porque estos hermanos nuestros van a ofrecer su vida al Señor. Ellos quieren consagrarse más íntimamente imitando a Cristo en su forma de vivir el evangelio, en castidad por el reino de los cielos, en obediencia y pobreza a imitación de Cristo y María. En caridad perfecta en el amor a Dios, en el amor al prójimo para toda la vida o por un tiempo».

También afirmó: «Para toda la vida, éste es nuestro ideal, porque hemos visto un tesoro en este llamado de Dios que lo hace de forma personal, íntimo y de una manera concreta. A nosotros nos ha llamado Dios para toda la vida. Todo lo que somos, de manera libre y personal. Soy yo el que quiere hacer este compromiso, como un acto libre, amoroso y de entrega a Dios».

El padre finalizó: «pidamos para que todos, en nuestra entrega a Dios, donde el Señor nos haya puesto, nos demos siempre con alegría al servicio de la Iglesia».

A la ceremonia asistieron familiares y amigos de los profesos, apostólicos, adolescentes que participaron en el cursillo de verano y seglares del Regnum Christi.

Ver galería completa