Profesiones Religiosas en Monterrey

«Consagrarme a Dios en la Legión de Cristo, dedicando mi vida al servicio de la Iglesia y del Papa», fue la respuesta de los novicios y religiosos en la emisión de su profesión religiosa.

La mañana del sábado 10 de agosto, en la Parroquia de Nuestra Señora Reina de los Ángeles, en Monterrey, Nuevo León.  El P. Eduardo Robles-Gil, L.C., director general de la Legión de Cristo, recibió la primera profesión religiosa de los novicios Andrés de la Torre, Francisco Javier Martínez, José Vicente Toledo, Héctor Augusto Baca, Daniel Alejandro Arroyo, Juan Salvador Nuño, Héctor Cortés e Iker Trillas Díaz; la renovación de votos de los religiosos César Alejandro Gálvez, Diego Adrián Páez, Alejandro Bustos y la profesión perpetua de César Augusto Fernández y Fernando Bustos.

Participó en la celebración eucarística el padre Paul Lara, L.C. director territorial de Monterrey, así como los padres Rafael Kizimia, Vicente Yanes, Guillermo González, Carlos Proal y Felipe Rivas, LLCC., y concelebraron sacerdotes legionarios que ejercen su ministerio en Monterrey y en otras ciudades.

Durante la homilía el P. Eduardo Robles-Gil, L.C., les dijo a los presentes:

«Hoy la familia del Regnum Christi, en particular los Legionarios de Cristo, nos sentimos felices de estas primeras profesiones, renovaciones y profesiones perpetuas.

Nos encontramos presentes todas las vocaciones del Regnum Christi, los laicos consagrados, las consagradas, los legionarios, todos los que profesamos votos de seguimiento perfecto de Jesucristo nuestro Señor. Y están los laicos, miembros fundamentales de la familia del Regnum Christi, que con su vida en el mundo, dan testimonio de lo que hoy estos hermanos van a profesar.

La vida es una misión, la vida es una vocación y, a todos, Dios nos llama a hacer su voluntad. Hay un discernimiento, hay un camino para descubrirlo, y en ese contacto personal con Dios nuestro Señor, se nos va revelando su voluntad. Y en el fondo de nuestro corazón descubrimos lo que Dios quiere de nosotros».

Posteriormente expresó: «Hoy tenemos a estos hermanos nuestros que van a hacer su primera profesión y su profesión perpetua. Hoy inicia la vida religiosa de los novicios que a partir de hoy son religiosos de la Legión de Cristo, comienza una vida de compromiso permanente con Dios nuestro Señor, donde hay un compromiso de vida para siempre.

Dios se compromete con nosotros a estar en esta vida, para guiarnos, acompañarnos, fortalecernos con su gracia y también nosotros nos comprometemos para seguir su voluntad en el seguimiento más perfecto de Cristo».

Ver galería completa

El P. Eduardo invitó a los profesos a mantener la luz interior con la oración, el sacrificio y la entrega que les permita siempre ver el tesoro de la vida religiosa. Expresó que si cumplen con Él en la oración y en la entrega diaria, entonces se sentirán seguros para entregarse y consagrarse a Él para toda la vida.

Finalizó diciendo: «Hermanos, hoy la misa es por ustedes, todos reunidos en oración por ustedes, para que lo que hoy comienzan, Dios mismo la lleve a término».

Al término de la ceremonia, el padre expresó su gratitud a las familias de los profesos: «es una gracia tener una vocación en la familia pero también representa un sacrificio. Ya pedimos por ustedes en la oración de los fieles, pero sepan que la Iglesia, la Legión y el Regnum Christi les agradece mucho este don».

A las profesiones religiosas asistieron familiares y amigos de los nuevos religiosos, apostólicos, novicios, laicos consagrados, consagradas del Regnum Christi y seglares.