La Universidad Anáhuac México Norte abre la Puerta Santa por el Jubileo de la Misericordia

El pasado 8 de diciembre, el Papa Francisco abrió la puerta santa en la Basílica de San Pedro, dando inicio al Año Jubilar de la Misericordia. El Santo Padre dispuso también que todas las diócesis del mundo abrieran las puertas santas para que las personas puedan obtener la indulgencia del Año Jubilar (cf. Misericordiae Vultus n.3).

El Arzobispo de Tlalnepantla, Mons. Carlos Aguiar Retes, mediante un decreto anunció que en la Capilla de la Universidad Anáhuac México Norte, se celebre la apertura de la Puerta Santa el lunes 14 de diciembre  a las 12:30 hrs. Al respecto, el P. Cipriano Sánchez, L.C. rector de la universidad comentó que Mons. Aguiar eligió a la Anáhuac como signo de acercamiento a los jóvenes y al mundo de la cultura y por ser la única universidad católica en esa zona de la Arquidiócesis.

¿Cómo se puede obtener la Indulgencia Jubilar? El Papa Francisco lo explicó en una carta enviada a Mons. Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización : «Es importante que este momento esté unido, ante todo, al Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la santa Eucaristía con un reflexión sobre la misericordia. Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe y con la oración por mí y por las intenciones que llevo en el corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo. Finalmente invitó a todos los amigos, vecinos y comunidad universitaria a unirse a esta celebración y ganar la indulgencia» (Carta del Santo Padre Francisco con la que se concede la Indulgencia con ocasión del Jubileo Extraordinario de la Misericordia).

El Jubileo de la Misericordia es una oportunidad para practicar las obras de misericordia corporales: Dar de comer al hambriento, de beber al sediento, hospedar al peregrino, vestir al desnudo, visitar al enfermo, visitar al encarcelado y enterrar a los muertos. Y también las obras de misericordia espirituales: enseñar al que no sabe, dar consejo al que lo necesita, corregir al equivocado, consolar al triste, perdonar las ofensas, soportar con paciencia los defectos del prójimo, y orar por vivos y difuntos.

El Jubileo terminará el domingo 20 de noviembre de 2016, en la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo. Los invitamos a ser parte de esta histórica celebración y renovarnos en este Año de la Misericordia.