Realizan Convención anual Mano Amiga 2020

Del 28 de septiembre al 1 de octubre, se llevó a cabo la Convención anual Mano Amiga 2020 en formato 100% online.

Para dar inicio a la Convención, el P. Paul Lara, L.C., director territorial de los Legionarios de Cristo en Monterrey y presidente del Consejo Nacional de Mano Amiga, ofreció una celebración eucarística a nombre de todos los participantes y sus familias.

Durante su homilía hizo hincapié en que “seamos como niños”. Comentó que es necesario comprender que Dios es el que lleva la barca de nuestra vida y pidió a los participantes que se preguntaran: “¿Qué tanto nos abandonamos y confiamos en Él y qué tanto lo escuchamos para que nos pueda guiar?

Al término de la homilía el P. Lara, L.C. ofreció un mensaje a toda la comunidad educativa de Mano Amiga para agradecerles y reconocer el trabajo de todos; por su entrega, devoción y sacrificio, especialmente por hacer de la misión de Mano Amiga lo que tiene que ser.

Posteriormente, el Mtro. Enrique Castañeda Téllez-Girón, director nacional de Mano Amiga, dirigió un mensaje de agradecimiento a los organizadores de la Convención nacional y dio por inaugurado el evento.

Aseguró que estando todos juntos y alineados se podrá dar cumplimiento a las prioridades de Mano Amiga: acercamiento con Cristo y ser apóstoles, formación integral, calidad académica y sustentabilidad. Agradeció a todos los equipos en colegios, clínicas y oficinas centrales en cada localidad, por su profesionalismo, entrega, compromiso y amor por la institución y reconoció la creatividad, flexibilidad y adaptación al cambio dentro de la contingencia.

Rosario Guerra, consagrada del Regnum Christi y gerente de pastoral, también dirigió unas palabras de agradecimiento a todos los participantes e hizo hincapié en que Mano Amiga es una comunidad educativa católica del Regnum Christi, donde se busca acercar a Cristo a cada uno de los que forman parte de ella y desde allí “ser apóstoles en nuestro entorno”.

Julián Martínez, gerente de formación integral cerró el primer día de la convención pidiendo que durante este evento se transmitiera un mensaje de esperanza para todos los participantes.

El programa de la convención contempló actividades de integración y mística, foros por área y conferencias tales como: “Liderazgo en tiempos difíciles”, “La actitud, elemento clave para el éxito”, “Disciplina Positiva”, “La resiliencia como herramienta formativa”, “Valor agregado”, “Experiencia de compra”, “Pacto educativo”, “Observación de clase y retroalimentación”, “Todos somos Pastoral, todos somos Mano Amiga”, “Teología del Cuerpo”, “Formar Apóstoles”, “Modelo Pedagógico de Mano Amiga”, entre otras; además de una conferencia magistral: “Adaptarse al cambio”, impartida por el Mtro. Pedro Landaverde, abogado con especialidad en derecho administrativo por la Universidad Autónoma Metropolitana y maestro en educación por la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID).

Las circunstancias virtuales favorecieron la participación de todos los colaboradores de cada colegio y oficinas de servicios; administrativos, prefectos de disciplina, prefectos de estudio, coordinadores académicos, coordinadores de formación católica, psicopedagogos, trabajo social, docentes, directores, consagradas y capellanes.

En total se transmitieron 25 conferencias, participaron 15 conferencistas, cinco sacerdotes y hubo más de 5,300 conexiones.

Todos los días se iniciaba con una misa, que celebraron sacerdotes Legionarios de Cristo y capellanes de los colegios y se concluía con una actividad de mística.

El evento tuvo como objetivo que todos los participantes conocieran y profundizaran sobre los objetivos generales de Mano Amiga para tener claro el rumbo que deben seguir para cumplir con la misión; conocer, vivir y transmitir la espiritualidad propia de los colegios y aprender a adaptarse al cambio que ha implicado tanto la evolución en la educación, como la pandemia actual.

También se buscó renovar la experiencia de la mística del Regnum Christi para transmitirla a todos los equipos de trabajo.

La convención finalizó con la entrega de premios y reconocimientos a mejor director, mejor coordinador académico, mejor adecuación al modelo educativo, mayor acercamiento con Cristo, mejor cobranza, mejor porcentaje de nuevos ingresos, mejor porcentaje de reingresos, mejor porcentaje de matrícula total, mejor porcentaje de retención, entre otros.

Posteriormente los asistentes participaron en la Hora Eucarística, a cargo del P. Nilo Vechi, L.C., quien recordó que la alegría es una virtud y los invitó a hacer un esfuerzo para vivir alegres.

Para todos los participantes fue un momento de renovación, de enriquecimiento personal; a pesar de ser virtual, se logró la motivación y el impulso para seguir adelante en estos tiempos difíciles.