Renovación de votos de Laicos Consagrados Regnum Christi

“Convivir con Jesús y con hermanos en la consagración nos alimenta y nos hace valorar lo que somos y tenemos”, así describió Alejandro Pinelo, el triduo de renovación en que participaron los Laicos Consagrados del Regnum Christi de México y Monterrey que se llevó a cabo del 1 al 4 de febrero en Amecameca.

Además de muchos momentos de convivencia, se tuvo un retiro predicado por el P. Fernando Fabó, L.C., que concluyó con la renovación de votos por devoción el dos de febrero, día de la Vida Consagrada en la Iglesia.

“Estos días disfruté mucho. Un momento muy especial fue un juego de volleyball en que convivimos adultos y jóvenes. Es un don el acercarse unos a otros. La vida consagrada es sobre todo ser hermano,” concluye Alejandro.

Los Laicos Consagrados son hombres que han respondido a un llamado de entrega total a Dios en el Regnum Christi y que luchan por irradiar a Cristo, insertos en el mundo para hacerlo un lugar de encuentro con Dios.

Son consagrados en pobreza, castidad y obediencia, que entregan su vida y fuerzas al servicio del plan de Dios, viviendo en comunidad, integrando la oración y la acción con un fuerte deseo de transformar el mundo para Cristo mediante el trabajo incansable e incondicional.