«Sal de tu cielo», un libro sobre la oración desde el corazón para encontrarse con Jesús

El P. Guillermo Serra, LC es un joven sacerdote inquieto y entusiasta por la evangelización; muchos lo conocen por su labor pastoral a través de las redes sociales, y otros también por su trabajo apostólico en colegios del Regnum Christi en México. Recientemente ha publicado el libro «Sal de tu cielo», sobre la oración desde la experiencia del corazón.

Nació en Madrid (España) el 13 de mayo de 1972. Ingresó a la Legión de Cristo en 1992 y fue ordenado sacerdote el 25 de noviembre de 2004. El P. Guillermo fue el secretario particular del P. Álvaro Corcuera, LC cuando fue  Director General de la Legión de Cristo, asimismo, ha sido Secretario Provincial y Consejero Provincial para el apostolado y vida religiosa en el Territorio de Estados Unidos, se ha desempeñado también como Director del colegio Ceyca y actualmente es Director de Formación en el Instituto Highlands de la Ciudad de México.

«En realidad, yo no tenía en mente publicar un libro. Sal de tu Cielo, nació de la colección de escritos sobre la oración que me solicitaron en su momento para un proyecto del blog la-oracion.com. Al ir recolectándolos y ordenándolos me di cuenta que en su conjunto, estaba explicando lo que es la oración. Y al tener todo el material organizado vi que no me centraba en métodos, tiempos o posturas para lograr una oración fructífera, sino más bien en la disposición y actitud de nuestro corazón para encontrarse con el Corazón de Jesús que siempre está saliendo a nuestro encuentro, llamándonos y esperando nuestra respuesta», comenta el P. Guillermo.

En cuanto al título del libro, nos comenta el padre que en el libro del Génesis (12,1) Dios le pide a Abraham que salga de su tierra al lugar donde Él le mostrará. «Sal de tu cielo» es la oración sencilla que el cristiano eleva a Dios buscando su presencia y cercanía.

«Tal vez hemos escuchado esta invitación, y posiblemente hemos salido, encontrándonos ya lejos de nuestra tierra. Sin embargo, sigue habiendo retos, luchas, caídas, tentaciones o desorientaciones. La experiencia de Dios que nos invita a salir, a recordar de dónde salimos y hacia dónde vamos, necesita renovarse constantemente. En este camino, donde somos peregrinos, ese “Sal de tu tierra” se va convirtiendo poco a poco en un “Sal de tu cielo”. Esta es la súplica que hacemos a Dios cuando nos damos cuenta que solos no podemos. Y es entre el, “Sal de tu tierra”, y el, “Sal de tu cielo”, donde se da el encuentro personal entre dos seres que se aman, tú y Dios. Esto es la oración, un coloquio entre un yo y un Tú (no un Él)».

El P. Guillermo había escogido ya ese nombre también para una página en Facebook, 4 años atrás. Confiesa que dio ese paso con cierto temor, pues desconocía las redes sociales. «Me sorprendió la manera tan sencilla y rápida de poder llegar a tantas personas alrededor del mundo. Es increíble que un mensaje pueda ser compartido y alcanzar a tantos corazones en cuestión de horas y lo que la gracia de Dios y el Espíritu Santo pueden obrar en ellos».

La página “Sal de tu cielo 2” tiene 250.000 seguidores. También abrió otra página con su nombre y actualmente tiene 450.000 seguidores. «Es un modo sencillo de llegar a muchas almas para hablarles de Dios y hacérselo más presente en su vida ordinaria donde la velocidad no siempre facilita el encuentro con Dios».

«En lo personal, creía que todo quedaba en una comunicación superficial, sin embargo he encontrado que las redes sociales son un medio de evangelización muy efectivo al ver cómo la gente realmente recibe la palabra de Dios y la comparte o comenta cómo han recibido alguna luz o consuelo a través de ellas. Especialmente he notado cómo las personas buscan un acompañamiento o una guía en su camino espiritual pues con frecuencia me exponen con gran apertura situaciones difíciles por las que atraviesan, me piden consejos y oraciones. Quisiera tener tiempo para poder contestar a todos pero cuando no puedo hacerlo, lo suplo con mis oraciones de intercesión por toda mi comunidad virtual».

En cuanto al libro, este consta de tres partes: en la primera se aclaran algunos conceptos necesarios, como el silencio necesario para poder escuchar a Dios a través de la oración, las actitudes que favorecen la apertura del corazón y que animan a hablar sabiendo que somos escuchados. También se da atención especial al reconocerse como hijos amados por un Padre que nos conoce y ve más allá de nuestras imperfecciones y debilidades.

En la segunda parte, los capítulos están formulados a base de preguntas para meditar en circunstancias específicas que puede atravesar el alma que quiere seguir peregrinando a la Tierra Prometida y de pronto se descubre perdida. Estas situaciones se encuentran ejemplificadas por pasajes del Evangelio en donde se evidencia que la limitación y la miseria humana, retratada en los personajes, no son un límite para el amor y la misericordia de Dios.

La misericordia de Dios se hace Camino, Verdad y Vida. Este es un concepto muy presente en el libro y que puede ayudar a vivir y valorar más este año de la Misericordia. Al final de los capítulos se ofrecen preguntas y puntos de meditación que, con la ayuda del Espíritu Santo, ayudarán a centrarse en las ideas más importantes, aplicándolas a nuestra situación individual para poder así, crecer en la intimidad con Dios.

La tercera parte consta de distintos ejemplos de oración que pueden servir como guía para hacer oraciones similares con el propio corazón.

Actualmente, el libro se vende en la República Mexicana a través de la Editorial El Arca que cuenta con puntos de venta en el Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey y con venta en línea para todo el país por su página electrónica www.elarca.com

En Estados Unidos es editado y comercializado por Hombre Nuevo: http://guadaluperadio.com/product/sal-de-tu-cielo/

Se puede ver la portada, el índice, la introducción y el primer capítulo del libro en este enlace: http://ow.ly/UfqWg

Se está trabajando ya en la versión electrónica para que el libro pueda estar disponible para todo el mundo.