«Seguir el llamado de Dios, una decisión de amor»

Jornada de discernimiento con colaboradores

Del 22 al 23 de abril se llevó a cabo una jornada de discernimiento con colaboradores en la casa de los laicos consagrados en México. Fue una actividad en la que se buscó ofrecer a los colaboradores herramientas para hacer un buen discernimiento sobre su plenitud vocacional y presentar las distintas vocaciones que existen en el Regnum Christi (Matrimonio, Sacerdocio, Laicos Consagrados); en el encuentro participaron 15 colaboradores.

Durante la jornada se realizaron varias pláticas para profundizar en el misterio vocacional, en el discernimiento espiritual y vocacional y la vida como vocación con sentido de misión, entre otras. Hubo testimonios vocacionales de cada vocación: el P. Pablo Solís, L.C. presentó la vocación sacerdotal en la Legión, Héctor Andrade la consagración laical y Alejandro Espinosa habló sobre la vocación al matrimonio.

Un momento muy emotivo fue cuando tres colaboradores compartieron su decisión de ir al candidatado en verano para empezar un camino de discernimiento vocacional. Dos de ellos irán al candidatado de la Legión en Monterrey y otro irá al candidatado de los laicos consagrados en México. Además uno de ellos anunció que dará otro año como colaborador. Mientras tanto otros colaboradores comentaron que están en un proceso de discernimiento vocacional que seguirán llevando durante su vida universitaria.

Compartimos el testimonio de Santiago Losada, colaborador en el norte de la Ciudad de México, sobre la jornada de discernimiento: “La jornada de discernimiento fue un espacio muy bueno para quitarnos esos paradigmas y mitos que tenemos sobre la vocación. Fue un conocer más a fondo cada vocación, conocer mejor las diferentes opciones para poder tomar una decisión más acertada. En lo personal me sirvió para darme cuenta de que estaba haciendo cosas, más por presión social que por convicción. Es Dios quien pone el camino. Es una decisión de amor. Me iluminó y motivó mucho a seguir el llamado que Dios me está haciendo.”