Segunda cumbre nacional de Colaboradores

Del 22 al 26 de abril se realizó la segunda cumbre nacional con los 32 colaboradores que están en México. Les acompañaron los laicos consagrados encargados de la oficina nacional: Bernardo Pérez y Pablo Beuchat y los Padres Manuel Reyes y Pablo Solís.

Esta cumbre buscó tres objetivos: recoger los frutos del año, proyectarse como apóstoles para el resto de su vida y preparar el regreso y elementos para su perseverancia.

Para abordar estos temas se tuvieron diversas actividades: mesas redondas, tribunas libres, cineforum, cuestionarios, taller sobre la vocación laical, testimonios de ex colaboradores, además de mucha convivencia. Esta cumbre es un momento ideal para proyectarse y tomar conciencia de la misión que tienen por delante.

Gabriel Gutiérrez, colaborador en el sur de la Ciudad de México, compartió su experiencia: “Para mí la cumbre fue un espacio para terminar mi año como quería. Gracias a los otros colaboradores y por medio de las pláticas, pude ver hacia atrás y ver todos los frutos del año. Es impresionante ver los vicios que he dejado y las virtudes que he aprendido. Gracias a la oración pude conocerme mucho más, conocer más a Dios y madurar en mi fe. Puedo decir que ahora veo con más claridad cómo va a ser mi llegada a Colombia y cómo voy a usar los cimientos y convicciones que he desarrollado este año para llegar a mi ambiente y ser un verdadero miembro del Regnum Christi. Algo que me impresiona mucho es tomar conciencia de todos los regalos que Dios me ha dado para usarlos y nunca separarme de Él. Sé que estoy llamado a dar una respuesta y ser un verdadero apóstol. He podido ensanchar mi corazón y darme cuenta que, aunque sea difícil, estamos llamados a ser santos. Mi vida como colaborador empieza ahora y debo dar todos los días un poco del amor que Dios me dio en este año”.