Semana de estudios 2019 para Laicos Consagrados del Regnum Christi

Del dos al cuatro de enero, en la Universidad Anáhuac México, campus norte, tuvo lugar la semana de estudios de los Laicos Consagrados del Regnum Christi del territorio de Monterrey, México y Centroamérica con el tema: Doctrina Social de la Iglesia.

En objetivo fue fortalecer, actualizar y formarse en este tema tan esencial en la vocación de todo cristiano y se realizó a través de casos prácticos y formación teórica. El curso estuvo acompañado de un análisis sobre cómo se puede aplicar esta realidad en los diversos apostolados.

Las sesiones fueron dirigidas por Adrián Ruíz de Chávez, director del Centro de Investigación en Liderazgo Anáhuac con el tema: Análisis de la realidad desde la DSI, estructuras sociales de pecado, y la participación de José Antonio Forzán, coordinador del Centro Doctrina Social de la Iglesia, de la Facultad de Humanidades, Filosofía y Letras de la Universidad Anáhuac, quien expuso: Una aproximación al pecado estructural y a la deuda social; Metodología ampliada de la Doctrina Social de la Iglesia.

También se contó con la presencia del Mtro. Lenin Torres, jefe de investigación del Centro de Investigación y Acción Social “Jesuitas por la Paz” que presentó el Programa de reconstrucción del tejido social y el caso práctico de Tancítaro, Michoacán; el padre Benjamín Bravo, capellán del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) quien habló de la Pastoral Urbana: Cómo despertar en mí la caridad de Dios. El Mtro. Jorge Navarrete, director general del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) con la ponencia: Deuda social y análisis estadísticos de la realidad de México y finalmente el Dr. Carlos Gadsden, presidente de la Fundación Internacional para el Desarrollo de Gobiernos Confiables quien habló sobre la ISO 18091 en una expresión metodológica para la pastoral parroquial.

A continuación presentamos el testimonio de Jaime Pérez, Laico Consagrado:

“Iniciamos el año estudiando Doctrina Social de la Iglesia con algunos profesores de la Universidad Anáhuac. Fue un momento privilegiado de convivencia entre nosotros y para crecer en el conocimiento de las enseñanzas de la Iglesia sobre la cuestión social. Destacó la aplicación en casos concretos, como en un pueblo productor de aguacate, en la noche de una gran ciudad, así como la interesante estadística de vivencia cristiana realizada por el IMDOSOC (Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana) o el proyecto del Dr. Gasden que nos iluminó para diagnosticar, prospectar y evaluar proyectos sociales.

La pobreza de Jesucristo se prolonga a través de los siglos; parece repetirnos: ‘a los pobres los tendrán siempre’ y al mismo tiempo ‘yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo’. Así el compromiso social no es sólo filantropía, sino un amor verdadero a Dios en el prójimo, según la carta de san Juan y los hechos de los apóstoles”.