«Un don que transforma y transfigura»

«Un don que transforma y transfigura»

Hay una realidad que nos trasciende. Invisible e infinita. La podemos descubrir en las cosas sencillas, en situaciones cotidianas que se abren como ventanas desde las cuales contemplar, reconocer y tocar el Reino que es y todavía no.

El misterio

Es el misterio de Dios que nos rodea. Es un misterio que se nos revela, una verdad que sale a nuestro encuentro.

Es voz, diálogo y relación. Es sobre todo una persona, nos alcanza, alcanza nuestra realidad y la llena, es acceso a una experiencia, inicio de una vida nueva.

Es el misterio de Cristo que vive y habita nuestras ciudades, nuestras calles y nuestras casas para invitarnos a acoger el don de la salvación.

Es el misterio que por nuestro bautismo, hemos sido llamados a vivir en Cristo y a hacer presente en el mundo a través de su Iglesia.

Un don de Dios llamados a vivir

Es el misterio que como Regnum Christi estamos llamados a vivir y a hacer presente, a la luz de Jesucristo que sale a nuestro encuentro, nos revela el amor de su corazón, nos reúne y forma como apóstoles, líderes cristianos, nos envía y acompaña.

Es un don que transforma y transfigura, para que a través de nuestras vidas, de la de cada uno, muchos puedan ver y reconocer el Reino, ¡a Cristo! que viene y quiere hacerse presente en todos los tiempos y los lugares, aquí, y ahora.